En el artículo de hoy vamos a hacer una review de una edición un poco especial: Monopoly Banco Electrónico, o “Electronic Banking” en inglés.

¿En qué se diferencia del juego clásico?

La principal diferencia de esta versión del Monopoly, es que nos trae incluido un aparato electrónico, que funciona con pilas AAA.

Por lo demás, tras abrir la caja todo se mantiene prácticamente igual: tenemos los peones de plástico, las casas, las tarjetas (algunas con código de barras), los dados y el tablero (aunque algo distinto, eso si, con un tono más oscuro y con un diseño más moderno) .

También destacar las tarjetas de débito, cada uno asignada a un peón, y la ausencia total de billetes de papel en esta edición, pues nuestra cuenta la vamos a llevar en cada tarjeta.

Se trata de un juego para adultos y niños a partir de 8 años, y de 2 a 4 jugadores.

monopoli electrico
Monopoly Electronic Banking

Como se juega al Monopoly Electrónico

Para inicializar el dinero que se le asigna a cada jugador, cada uno debe acercar su tarjeta a la unidad electrónica, y se le asignarán 1500 automáticamente para jugar.

Como siempre, recomendamos leer las instrucciones incluidas en la caja del juego, aunque en este caso, las reglas generales del juego son prácticamente las mismas que las del Monopoly clásico, por lo que si ya sabes jugar, puedes empezar a jugar casi de inmediato.

La principal diferencia es que, como no hay dinero físico, las transacciones se hacen a través del terminal.

Por ejemplo, para comprar una propiedad una vez nuestro peón caiga en ella, acercaremos la tarjeta de la propiedad a la unidad para fijar el precio e inmediatamente después acercamos nuestra tarjeta para que nos descuente la correspondiente cantidad de dinero a nuestra cuenta.

Del mismo modo, cuando nuestra figura cae en la propiedad de otro jugador, deben pasar por la unidad ambas tarjetas y aparece automáticamente en la pantalla cuanto se le descuenta a uno y cuanto se le aumenta el dinero al propietario.

unidad electronica
Unidad Electrónica

La ventaja de esto es muchísima, pues vamos a ganar mucho tiempo con el cambio de billetes, o con la persona encargada de la banca, pues todos los cálculos se van a hacer de forma cómoda, rápida y segura.

En todo momento se puede consultar el saldo actual de todos los jugadores en el display del terminal electrónico, pues se muestra en pantalla el icono de cada jugador junto con el total del dinero que tiene.

Precio del Monopoly Electrónico

Respecto al precio de esta variación del Monopoly, cabe decir que la unidad electrónica sube un poco el precio con respecto a la versión clásica, pero para las ventajas que aporta, en nuestra opinión merece mucho la pena.

Dependiendo de la versión y la tienda donde vayas a adquirirlo, lo vas a encontrar desde unos 33 euros a 44 euros.

Como siempre, te recomendamos que lo mires en Amazon, donde vas a tener los mejores precios.

Asegúrate también de que lo compras en español, si el idioma es un problema para ti.

Conclusión y opinión del juego

El Monopoly electrónico es sin duda una de las mejores ediciones del conocido juego de mesa.

La unidad electrónica, a pesar de ser muy básica, y la pantalla muy simple, pero es extremadamente útil, y hace las partidas mucho más amenas y rápidas.

Al principio puede parecer un poco complicado, pero tras una primera vuelta te podemos asegurar que el sistema es muy fácil y cómodo para todos los jugadores.

Este artefacto aporta muchas ventajas al juego, como evitar errores al cambiar dinero o comprar propiedades, o centrarte en lo que de verdad importa, la compra venta de propiedades, sin tener que preocuparte de tu dinero físico.

No queríamos decir esto, pero ¡también evita posibles robos a la banca!

Por supuesto este juego no es para ti si realmente te gusta el tacto de los billetes y estar contando o cambiando dinero continuamente.

Entendemos perfectamente que haya muchos jugadores que prefieran los billetes físico, en cierto modo tiene su aire nostálgico, pero por otro lado también podemos aprovechar los beneficios que nos aporta la tecnología y mantener la misma diversión.